lunes, junio 06, 2011

Los que lloraron -sobrios- por el Himno Nacional

Soy salvadoreña no porque lo haya determinado mi lugar de nacimiento. Tampoco porque me guste el loroco ni falle al pronunciar la ese ni porque hable caliche. Soy salvadoreña y no tiene nada qué ver con que sepa adónde sale la Sihuanaba ni haya visto salir el sol en El Pital. Soy salvadoreña por un motivo mucho más sencillo: soy salvadoreña porque a mí El Salvador me duele.

Este es un país muy ingrato.

3 comentarios:

Snipe dijo...

Amén.

KR dijo...

u_u soy salvadoreña también... y soy de las tristes más tristes de este mundo... punto!

Carlos Sorto dijo...

Bueno, El Salvador ciertamente tiene muchas cosas malas pero seria injusto decir que no tiene nada bueno, todo depende del cristal con el que lo veas.