domingo, julio 10, 2011

Cemita

Cemita se escribe con c. Nunca nadie me cree.

Un día estaba viendo en CNN a José Levy, el tipo que lleva como ochocientos años destacado en Medio Oriente. Estaba aplastada en un sofá, tomando café y con un finísimo ejemplar de la más tostada cemita de guayaba Santa Eduviges. De repente, el sempiterno reportero citaba a un editor, "blablabla acusó a blablabla de ser antisemita". Vi la cemita. Vi la tele. Mi anagrama* mental de la letra "s" se activó y recordó que "semitas" sos los descendientes de Sem, uno de los hijos del bíblico Noé (el maje loco de: en el arca de Noé/caben todos, yo también). Entonces no pude con la incertidumbre. Claramente yo no me estaba comiendo a un descendiente de Sem, así que recurrí a mi viejo amigo diccionario y me di cuenta que no, que la deliciosa semita pacha tronadora que estaba engullendo no era tal, sino que era cemita. Así, sin más. Con c de casa.

No puedo explicar qué sentí. Este no era un error que estuviese dispuesta a ignorar, como el de escribir zocar con s porque hacerlo correctamente parece contranatura. Este era un error que debía ser enmendado y no por los hijos de Sem, que quiérase o no dudo se sientan ofendidos por tener a un pan dulce de homónimo, sino por pura propiedad. Sin embargo, el percatarme de ese error causó en mí el mismo impacto que la muerte de Selena causó en Olga, una de mis amigas de primaria: quedó muda. Y ya quisiéramos (Olga y
yo, del sentir de la difunta reina del tex-mex no puedo dar fe) estar exagerando.

Desde entonces he tomado como misión decirle a todo mundo que cemita se escribe con c de casa. Nadie lo toma bien, todos pasan por las etapas del duelo- aunque rápidamente- y terminan con una cara de desazón y desconcierto que solo puedo recrear así → O_0. La Ligia quedó de una pieza. Otro amigo no descansó hasta conseguir llegar a una computadora con internet, acceder al sitio web de la RAE y así confirmar que sí, que cemita en El Salvador, Honduras y Guatemala es un pastel formado por dos capas de pan de salvado, con relleno de dulce, hecho con alguna fruta tropical. Y luego poner cara de O_0 y decirme que la cemita y la semita nunca van a saberle igual.


* Querido amiguito literato: anagrama en este contexto no se refiere a lo que usted cree. En neurología, anagrama es un mapa creado por interconexiones neuronales que se forja cada vez que aprendemos algo. Teh moar u know.

5 comentarios:

Aniuxa dijo...

Madres, lo de semita con s y socar con s, también lo pensé. Ush mis anagramas se parecen a los virjigramas

Virginia dijo...

Ush, dice. Voy a llorar.

Rodrigo Amaya dijo...

Dios mío... O_0

Snipe dijo...

¡ANTICEMITA!

El-Visitador dijo...

En el norte de Argentina lo deletrean con S.

http://en.wikipedia.org/wiki/Cemita#Argentina

Así que la Real que se vaya a freír espárragos.