viernes, julio 22, 2011

Promesas fallidas

Cuando borré mi antiguo blog y creé éste, me prometí que no iba a hablar de política. Pero es que honestamente, ya valimos verga:


Ese es Orlando Arévalo hablando sobre el veto -ya superado- a la Ley Antitabaco. No voy a sentarme a escribir sobre lo congruente-incongruente de esta ley (para qué, si ya lo hizo la Anita tan concretamente), porque el objetivo de este post es mofarme hasta el hartazgo del hecho que Orlando Arévalo hable de neoliberalismo, infierno, mayorías y salud en un párrafo. Mi profundo y sopesado análisis no cabe en otro blog ni revista online que no sea el mío propio: que coma mierda este hijueputa.

Soy como Eric Estrada en "Dos mujeres, un camino", solo rompiendo promesas. No tengo palabra, nunca me den a sus hijas en matrimonio, que no las sabré honrar.

No hay comentarios: