sábado, septiembre 10, 2011

Ejercicios en pos de la verdadera autoaceptación

Lo he negado por demasiado tiempo. Me peino, compro diademas, colas, ganchos. Me dejo crecer el cabello para disimular y nada. Así que es mejor aceptarlo de una vez y para siempre: soy colocha.

Abracémonos.

No hay comentarios: