domingo, enero 22, 2012

Trrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Como siempre, tengo demasiado ruido en la cabeza. Ruido que no me deja trabajar, ruido que no dice nada, como estática. Simple y llano estorbo. Por lo que hace días no tenía nada qué decir, ahora parece que tengo las palabras en anabólicos, son demasiadas y no me dejan concentrarme. Me urge dejar de ser tan dispersa o encontrar una manera de apagarme el cerebro. Mejor me voy a seguir escuchando a Portishead, es cautivante.

No hay comentarios: