jueves, marzo 08, 2012

Es 8 de marzo y me han hecho creer que mi opinión es importante

Este blog debería titularse "Cosas que no entiendo", porque últimamente solo de eso escribo. Bueno, como sea. Hola. Es ocho de marzo. Me llamo Virginia y soy feminista. Feminista organizada, que es peor. La deshonra de mi padre no conoce parangón.


*Le tiran tomates*
*La mandan a la cocina*
*Recuerda que su papá es maoísta, le da mucha risa*


Respiren tranquilos; no vengo a cortar testículos ni a pegarles con un ejemplar de El segundo sexo (aunque ganas no me faltan). Tampoco vengo a cerrar cocinas ni a abortar fetos ni a quemar bras (principalmente porque mis tetas son enormes y pobrecita mi espalda). Sobre todo, no vengo a contradecirme. Desde que tengo un blog he venido hablando pestes sobre el 8 de marzo, sobre cómo se tergiversa y cómo me revienta que me feliciten por ovular y tener tetas, como si fuese algo que yo elegí. Tampoco voy a negar que por gracia a mí no se me crió con el estereotipo de género, así que nunca he sentido que haya cosas que me resulten imposibles por haber nacido mujer. Por dicha fui criada para pensar que puedo hacer con mi vida lo que me venga en gana y es así que lo he hecho, wiiii.

Fue por como se me crió que yo me veo a mí misma como persona antes que como mujer. Yo me llamo Virginia y ser mujer es en verdad  una incidentalidad; yo soy una persona. Una persona con dignidad, con derechos, con deberes concedidos por mi calidad misma de persona (hola, iusnaturalismo, ¿Cómo te va?) y no necesito que alguien más, otra persona, un hombre, los reconozca para que sean válidos. Sin embargo, lo mío es una peculiaridad. Tengo la suerte de haber tenido las condiciones necesarias para formarme un criterio propio: un carácter, una educación, un ambiente óptimos para que la señorita piense y se vea a sí misma como ser pleno y no como incubadora, cocinera, receptáculo de semen o una soda, como en Costa Rica:
Cerotada cortesía de Ogilvy Costa Rica y que llegó a mí a través de Caro. Gracias, Caro.
Como soy una egocéntrica de primera, cuando solía despotricar contra las feministas y lo cuadradas que son lo hacía desde mi propia experencia. Incluso esta "experiencia" a la que hago referencia es bien parcializada; solía obviar por completo lo incómodo que me es (y para cualquier mujer) pasar entre un grupo de hombres en la esquina, el escrutinio público de mi cuerpo y mi vida sexual: he perdido la cuenta de las veces que me han preguntado si soy lesbiana. No lo soy, si lo fuese no tuviese reparo en admitirlo, mas no entiendo por qué tengo que hacer de mi vida sexual un estandarte* siendo que soy, insisto, una persona, no una vulva que incidentalmente reside en un cuerpo cuyas funciones están regidas por un cerebro. Parecería ser, sin embargo, que el valor de una mujer está intrínsicamente ligado a su potencial reproductor y las lesbianas, al no poder procrear entre sí, no valen ante la sociedad y son desechables por no servir para darle hijos a la patria, a dios o a quien resulte responsable. Por favor díganme que esto les suena aterrador.


Ahora vea la perspectiva entera. Es usted un cuerpo nada más. Su valor es determinado por el estado -sexualmente adecuado- de su cuerpo y la disponibilidad del mismo. Los círculos de poder consideran pertinente que se conserve usted como un producto prístino e impoluto al que no vale la pena educar porque interesa que genere hijos que sean masa laboral y nada más; caso contrario es usted una puta, cobre o no porque el interesado tenga acceso carnal a usted. Eso si es con un hombre. Si es con una mujer, es usted una tipa con envidia freudiana, un hombre sin pene. Vea todo el panorama e imagine cómo debe ser para una mujer que no tiene mayor opción que acoplarse al rol. Tiemble.


Una puede dárselas de digna y vivir sin notar estas cuestiones porque nadie nunca le ha dicho "es que no podés porque sos mujer", pero llega al trabajo y todo mundo le felicita porque es ocho de marzo y yo estoy en el mundo para ser madre y dar vida y ay-qué-lindo-ser-mujer. No, ser mujer no es lindo. Sos una res lo querás o no, lo notés o no, creás que te afecta directamente o no. Tu capacidad mental es invisibilizada, no considerada importante o secundaria: Michelle Bachelet, Condoleeza Rice, Hillary Clinton y Angela Merkel son mujeres increíblemente capaces, pero parecen hombres, seguramente quieren serlo**, dice la gente. Te meten un espéculo para inspeccionarte el útero cada seis meses (SÍ VAN TODAS A QUE LES TOMEN CITOLOGÍAS, ¿VERDAD?); tu vida sexual es de vital relevancia para el acontecer nacional, internacional, la salud del reino de dios y tu historial clínico. Esto es cierto, sucede y afecta al punto que más me duele a mí: la política.


La política, contrario a lo que cree la majada, no son los partidos políticos. Definirla va a llevarme centurias, pero digamos que tiene que ver con dos cosas: el poder y los asuntos públicos. Sabiendo esto, hablemos en términos simples. Si tiene usted un país en que el 53.2%*** del electorado son mujeres, ¿Cómo se explica que:


1. De un total de 84 diputados, solo 16 sean mujeres.
2. De un total de 262 municipalidades, 29 sean regidas por mujeres?


Olvídese de la igualdad por un instante y hablemos de un asunto de representatividad. Después de ver que 68 hombres están decidiendo sobre la maternidad ¿Le sigue pareciendo lógico? ¿Le parece siquiera razonable que sean ellos quienes digan "es que no tienen derecho a decidir sobre su propio cuerpo"? ¿Es o no es esto un... chanchanchaaaaaaaaaaaaan patriarcado? (Ay, tan retro). ¿Qué dice ésto de los partidos políticos? Ah, cierto, hablemos de los partidos políticos:




ARENA

Candidatos a diputaciones en 2009: 71 hombres, 13 mujeres

 "                  "                  "   2012: 64 hombres, 20 mujeres


FMLN
Candidatos a diputaciones en 2009: 53 hombres, 31 mujeres
 "                  "                  "   2012: 54 hombres, 30 mujeres


PCN
Candidatos a diputaciones en 2009: 58 hombres, 22 mujeres
 "                  "                  "   2012: 52 hombres, 20 mujeres


PDC
Candidatos a diputaciones en 2009: 24 hombres,   8 mujeres
 "                  "                  "   2012: 43 hombres, 26 mujeres



CD
Candidatos a diputaciones en 2009: 44 hombres, 11 mujeres
 "                  "                  "   2012: 52 hombres, 32 mujeres


GANA 
Candidatos a diputaciones en 2009:  -                    -
 "                  "                  "   2012: 59 hombres, 25 mujeres


¿Qué ha cambiado?, se preguntará usted aturdido y abrumado por la duda de la incertidumbre política: las listas desbloqueadas y cerradas, la opción de votar por personas (relativo y eso, pero ese es tema para otro día). Cuando los partidos políticos se vieron obligados a dar la jeta, debieron haberse percatado de la imperante masculinidad de la papeleta y dijeron "¡Rápido! Sáquense mujeres de donde sea". Aparte del rapto que ha hecho la derecha en los Tony Roma's y en Paradise para sacar a tanto candidato nuevo, no deja de rondar la duda si el subidón en las candidaturas de mujeres es por su capacidad (en duda sobre cualquiera que se postule a diputado) o por tener óvulos y apoyar "a la familia, la madre soltera y los ancianos" (porque claro, es mujer, "pero no deja de ser madre".)

Una ve todo esto y se pregunta por qué no se escandalizan todas las mujeres. En eso, por azares del destino, se topa con dos de las tipas más heteronormativas que ha tenido el disgusto de conocer en la vida a la hora del almuerzo y las oye hablar sobre cómo el apio adelgaza (?) y no hay nadie guapo en Twilight (??) y una dice "no, pues por esto". A su vez, un tipo le dice "es que todas las feministas son lesbianas" y "¿Qué tiene de malo el comercial de Coca Cola?" y ya no encuentra ni qué más decir más que lo ya afirmado: me llamo Virginia. Soy feminista porque en la ruleta de la vida me tocó nacer mujer; pero el raciocinio me permite comprender que yo nací libre. Soy libre. Soy libre muy a pesar del Estado, porque éste asume ser mi tata y regular lo que yo puedo hacer con mi cuerpo, porque la sociedad asolapadamente lo apoya y perpetua el modelo; preservo mi libertad porque hago lo posible para no caer en los supuestos que el Estado ha regulado para mí. Soy libre porque entiendo la estructura de Estado y los intereses del poder formal y a pesar de ello. Soy Virginia. Soy mujer. Soy libre y porque lo soy, soy feminista.


* Mucha gente del colectivo LGBTI lo hace y es respetable, pero a mí no me funciona. Será quizá porque mi plan de vida la lucha por los derechos es a la persona en plenitud y la orientación sexual sea parte de la misma, mas no el todo.


** Vean todos Miss Representation (en inglés, sin subtítulos. Lo siento, los documentales feministas no suelen traducirse porque no hay público), un documental muy completo sobre la manera en que los medios de comunicación retratan a las mujeres. En él se discute el porqué las mujeres que han llegado a obtener cargos de poder deben agravar su voz y "masculinizar" su apariencia solo para poder ser tomadas en cuenta para cargos en administración pública.


*** 4,679,090 votantes para 2009. La mayoría de votantes mujeres tienen entre 30 y 50 años de edad. (IUDOP, 2012).

5 comentarios:

El Rufián Melancólico dijo...

Te faltó agregar que eres una persona muy chingona y que le hacen mucho bien tus tribulaciones a tu país y a los vecinos que te leemos. Aunque a algun@s se les acogoten.

A. dijo...

Necesitamos aprender a ser frívolos y encantadores, Virjinia, mientras tenemos a ese bonito y escaso grupo de gente consciente. Un abrazo magullador.

Alberto dijo...

Felicidades!!

Naah, ya en serio, pues no es nueva tu posición, ni es nueva la sociedad, ni nuevas las estupideces de todo el porcentaje de sociedad que es tan hipócrita para seguir creyendo en pajaritos preñados (carajo que al final si se preñan, pero así dice el dicho)

Jair Trejo dijo...

El otro día mi madre vio una entrevista a Marta Lamas y me dijo "Me cayó bien, no es de esas feministas de '¡Vamos a matar a todos los hombres!'". No estoy muy seguro de con qué feministas se anda juntando.

Prixi dijo...

Juepuya me parece espectacular este post. Me fascinó. Es mi tema favorito.
Si, no te he conocido nunca más que sólo de vista en la nova pero no puse mucho reparo, el caso es que sí veo un cachín de egocentrismo. Te felicito por aceptarlo y, bueno, si sos así, sos así.
Tu trabajo es admirable y, aunque no llegue al nivel, te invito a leer mi blog :) mujerteniaqueserr.wordpress.com

Y acá, en Colombia, donde estoy por el momento, encontré esta bicha que también es una palomada en el tema:

http://catalinapordios.com/

Escribió algo del 8 de marzo también. Escribe para un periódico.

Te felicito nuevamente, Virginia (pura viejita me oí).