martes, abril 17, 2012

#EditorialMonday XXVI


Título alterno: tomemos todos agua tibia que no esté helada (?) (Qué nefasta frase, como de diálogo de película de Pedrito Infante.)
Idea central: El Estado de Bienestar es la mera pija en salsa, wiiiiiii.

Yo no termino de entender el gran espíritu servil en que se escriben la mayoría de editoriales y artículos de opinión; tal parece que estamos perpetuamente esperando a que algún funcionario escandinavo nos lea y nos cobije bajo su seno, caso contrario no entiendo esta fascinación nuestra con cualquier dedo que mueva un chele. De verdad que no lo proceso. Bueno, puede ser miedo a Loki, Odín u THOR.

Otra cosa que tampoco proceso es la fascinación por usar términos que no acabamos de comprender, a la sazón, el de Estado de Bienestar (en mayúsculas). Estoy segurísima que en alguna ocasión el autor habrá visto el término relacionado a las sociedades postindustriales (de las que es virtualmente exclusivo), le explicaron que consistía en subsidio a la educación y servicios de salud universal y, atónito, se dijo a sí mismo "ve qué vergón, eso deberíamos tener en El Salvador". Pues viera de que no.

El Estado de Bienestar es, en resumen, el trinomio cuadrado perfecto de capitalismo (muahaha), democracia y bienestar social. Como estas son tres cosas que no nos vienen dadas simplemente por cachimbones, se asume que debemos trabajarlas, ¿que no? Más o menos. En concreto, el Estado de Bienestar es la concretización de un auténtico pacto social que agrupa a los sectores productivos, la clase polìtica y los medios de comunicación para trabajar todos en pos de un mismo fin, casi casi que persiguiendo un destino manifiesto. Haciendo abortos de diálogo y concertación por un sueño, pues.

Se preguntará entonces, si Escandinavia ha tenido gobiernos socialdemócratas o socialistas sin ningún tipo de decoro, ¿Por qué esto es capitalismo? Verá, como bien indicasen los medievalistas de Wisin y Yandel, "estue'unproceso". El Estado de Bienestar puede ser un camino al socialismo, pues representa reformas en pos del bien común pero sin perturbar el orden pre-establecido de manera abrupta. Se puede hacer, amiguín anarcochancletudo, todo es posible si contamos con su brazo, su canción y su fusil intelecto.

Entonces, si todo es tan guapo con el Estado de Bienestar, ¿Qué tiene de malo el editorial del señor Trillos (O Dutriz, sepa Judas)? Que para esto se necesitan dos cosas: 1. Voluntad. 2. PISTO. PISTO QUE VIENE DE IMPUESTOS. A menos que el salvadoreño promedio esté en condiciones de tributar cuatro veces más de lo que ahora aporta al fisco; a menos que la empresa privada esté dispuesta a pagar impuestos; a menos que el Estado le prenda fuego a la Corte de Cuentas con todos sus altos gerentes dentro y que les regalemos un par de lentes a toda la clase polìtica para que dejen de ser tan miopes, un Estado de Bienestar acá suena tan hipotético como decir que un día, primero dios, has de quererme un poquito y yo levantaré un ranchito en el que vivamos los dos. En resumen, a menos que todo mundo -empezando por los medios- tenga voluntad de sentarse a escuchar al otro y a azotar bolas, acá estamos hablando babosadas.

2. Luis Fernando Valero- ¿Qué ha pasado con la izquierda?

Título alterno: ♫ Te acordás, hermano ¡Qué tiempos aquellos! Eran otros hombres ♫
Idea central: La izquierda está estancada, ¿Qué ondas ahí?

Al intentar abordar las aristas de lo que pudo haberle ocurrido a la izquierda como un todo, el autor cae en el error de la misma: una mala lectura de Marx. La gente de izquierda olvida que el tipo era un filósofo, ergo sus escritos pueden no resultar accesibles. Por eso, al igual que con los textos de Agustín de Hipona, lo que llegó a los otrora combativos jóvenes de izquierda de los sesenta no solo fue una mala traducción de lo originalmente dicho, sino que una mala interpretación y tergiversación de los mismos (ción ción). Marx no es un tipo fácil de leer. A eso sumémosle que quienes han llegado a las esferas de control de las izquierdas revolucionarias o electorales podrían incluso no haberle leído, ¿Idiay?

Cuando menciono que el autor comete el mismo error que la izquierda al hablar de Marx me refiero concretamente a la correlación modelo económico-hombre nuevo. Las izquierdas asumieron que el hombre nuevo vendría, no que había que construirlo. A la mejor el Frente Sandinista sí tuvo nociones sobre la necesidad de hacerlo, también la tuvieron los bolcheviques mediante el ideal de la Proletkult, mas ciertamente ese no fue un pensamiento que se extendiese aparte de estas dos revoluciones "exitosas". El hombre nuevo es uno mismo, dirían los marxistas-leninistas, y por eso uno debe cultivar su intelecto y sus cualidades humanas (a mí me interesaría más cultivar las felinas, pero cada quién y sus parafilias); mas al hacerlo se caería en el vicio pequeñoburgués de la vanalidad academicoide. No se queda bien con nadie de esos malditos jipis piojosos.

No pretendo -ni pretendía el autor- enumerar todas las causas del estancamiento de la izquierda: la ausencia de un relevo generacional, las élites aparentemente más cerradas que las de derecha; la falta de construcción de un pensamiento basado en el marxismo pero menos febril y más concreto, menos romántico, que apele ya no al jovencillo que se intenta explicar el atroz mundo en que vive y cuyo compromiso decaerá al confundir la causa con los hombres, sino también al profesional en ejercicio de su carrera. Faltan tantas cosas. La izquierda, la llamada a la ruptura, a la Re-volución, al cambio forzoso e inevitable, es más cuadradita que la derecha, menos adaptable y más frágil. Media vez no lo aceptemos, no  concordemos en que re-pensar a la izquierda no nos vuelve capitalistas voraces; que es necesario dejar de ser oposición y desarrollar ideas más allá de "botar al sistema", sino pensar en el cómo y en el qué sigue, nada vamos a lograr.


3.  Evangelina del Pilar de Sol- Confabulaciones comunistas

Título alterno: Ñacañaca
Idea central: ¿La hay?

Me encanta esta doña y sus poderes de crear silogismos de la nada. Ya me ha llamado puta, criminal y sepa qué mas por ser feminista.  También me encantan sus dotes amarillistas:

"Lo que deseo precisar aquí, es que el aborto es una confabulación comunista, y en países que legalizan este crimen --en su mayoría comunistas o definitivamente gobernados por izquierdistas- es sabido que seguidamente a la legalización de ese atroz asesinato por descuartizamiento del bebé en el vientre materno, viene el asesinato de los bebés ya nacidos  --algo ya sucedido aun en Estados Unidos en el Gobierno Clinton con el "aborto parcial", que explicaré en próximo artículo-- "

Vamos, el aborto parcial no es lo indicado, pero qué ondas con lo alcanzativo de la maitra ¿Matar bebés ya nacidos? ¿Herodes, sos vos? ¿Qué sigue... CORTAR PREPUCIOS? ¿ABLACIÓN?

Si no te hartás esta mierda, te mato o te arranco el prepucio, cipote
Me hago pipí de la emoción solo de imaginar lo lindo de su artículo de la semana que viene, doña Evangelina. Ya hablando en serio, al pobre doctor anticomunista le llegó la revelación mientras ayunaba:

Al terminar su abstinencia afirmó haber alcanzado la capacidad de amar a sus enemigos, sustituyendo la violencia, la ira, venganza, odio, por el perdón. Concluyó diciendo: "La senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día sea perfecto… y esa perfección en libertad emana de Dios".



O sea que antes tenía ira, violencia, venganza y odio. Qué mal cristiano, ush. Ahora agárrese, que lo que sigue es una JOYA de la generación de opinión pública de El Salvador:

...agregando sentirse feliz porque en su sufrimiento al ser torturado, considera ser la voz de esos niños inocentes despreciados por sus padres y aniquilados por la sociedad.
Esto es buscado aquí en nuestro país por feministas comunistas criminales, que atacan nuevamente para lograr el aborto, mintiendo y diciendo burradas, que rebatiré próximamente.


No hay nada qué rebatir, lo siento. Me causa demasiada risa el señor que escuchaba las voces de los niños inocentes y aniquilados por la sociedad... ¡ALTO! ¿Aniquilados por la sociedad, la buena dulce y cristiana sociedad? Quizá no lo comprendo por ser una feminista comunista criminal(ista?).

¿Solo yo sospecho que el señor tenía esquizofrenia paranoide?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Ahora, en nuestro gustado segmento, "¿Quién es ese pokémon?"


El CoLatino es un paquín que intenta defender lo indefendible: al FMLN y Funes. Para tal efecto, a veces les da por apelar a nostalgias soviéticas y hablar de babosadas tan irrelevantes en el contexto actual como YURI GAGARIN.  Bueno, en verdad no tardarán mucho en darse cuenta que escogí este artículo nada más para poder citar esta frase:

Nos jugamos todos, el todo; porque, realmente, el todo está en cada cosa y cada cosa en ese todo. 


QUÉ HORROR DE PUNTUACIÓN, ¿Nadie edita en el CoLatino? Aparte de eso, ¿Qué mierda quiso decir?

Desde luego, la mejor utopía a llevar a cabo pasa por convencerse de la utilización del espacio ultraterrestre con objetivos pacifistas y de avance humano.

Alguien debe quitarle al señor todos sus libros de Asimov.

La rueda de la ciencia, por consiguiente, bien se merece un camino de alabanzas...




¿Feliz?

PD: Esa alabanza suena a canción de gimnasio ochentero.

No hay comentarios: